Desplegar una Aplicación Virtual

Al desplegar una Aplicación Virtual, acontecen una serie de actividades.

  • Se comprueba el límite de asignación se comprueba para asegurarse que la aplicación puede crearse.
  • La capa Cloud decide en qué equipo físico deben crearse las Máquinas Virtuales.
  • Las imágenes de la Máquina Virtual se copian desde su Biblioteca de Aplicaciones para almacenarlas en es ese equipo.
  • Cada equipo se inicia por orden alfabético - pero tenga en cuenta que algunos pueden arrancar más rápido que otros, por lo que el orden real en que cada máquina entra en servicio puede no ser el mismo orden alfabético.
  • Se actualiza la base de datos Cloud conforme a los recursos asignados que ha consumido y se genera la facturación correspondiente.

La copia de los volúmenes de inicio y la puesta en marcha de las máquinas puede tardar algún tiempo. Un volumen típico de arranque de Windows puede ser de 20 GB, lo que necesitará tiempo para copiarse. A continuación, Windows tarda un poco en arrancar. Por ello, es posible que vea el icono ‘rueda’ durante unos minutos, en función del número de Máquinas Virtuales que está tratando de crear.

Tenga en cuenta que en la versión actual, la barra de progreso no se actualiza progresivamente. Tenemos constancia de este problema y se resolverá en una versión futura.

Si le gustaría obtener resultados más rápidos o añadir las máquinas de dos en dos, puede hacerlo usando el botón *Actualizar aplicación activa. Mientras se crean, puede dejar la vista Máquina Virtual y realizar otras tareas si así lo desea.